30 jul. 2009

Comunicado de prensa

La Confederación Hidrográfica del Duero realiza trabajos de limpieza y mantenimiento del cauce del río Arevalillo a su paso por el término municipal de Arévalo
En mayo la asociación La Alhóndiga pidió al Organismo de la cuenca y al Ayuntamiento la adecuación del cauce y las riberas

La asociación de cultura y patrimonio La Alhóndiga de Arévalo ha manifestado su satisfacción tras ver como comenzaban los trabajos de limpieza y mantenimiento del cauce del río Arevalillo a su paso por el término municipal de Arévalo, después de que el pasado mes de mayo remitieran una carta tanto a la Confederación Hidrográfica del Duero, como al Ayuntamiento, en la que solicitaban que se efectúen con cargo a los presupuestos anuales de la entidad estatal los trabajos necesarios de limpieza y adecuación del cauce del río Arevalillo en la zona comprendida entre el puente de la calle de los Lobos y la confluencia de este con el Adaja, en el paraje popularmente conocido como “La Junta”, y que se sitúa detrás del castillo.
La inversión de la Confederación Hidrográfica del Duero para estas labores supera los 47.000 euros, y se concentra en un tramo de 2.200 metros comprendidos entre “La Junta” y el puente del Cubo (o de Nava). Tanto el organismo de la cuenca como el municipio, gracias al estudio elaborado por La Alhóndiga de Arévalo pudieron descubrir como en las márgenes de este tramo del río Arevalillo, se encontraba una gran cantidad de chopos caídos y en mal estado, lo que estaba dificultando el paso del agua en algunas ocasiones, provocando retenciones y reduciendo la capacidad de desagüe del cauce.
Los trabajos que se están realizando consisten en el desbroce de la maleza que se encontraba dentro del cauce; la retirada de tapones y residuos urbanos que se acumulaban en el interior del cauce; la eliminación del arbolado que estaba muerto o enfermo. También se está realizando una poda selectiva de árboles para eliminar las ramas caídas dentro del cauce y así favorecer la circulación del agua. De igual forma se está efectuando poda y limpieza en torno a los puentes de Medina y de los Barros para permitir la vista que ofrecen estos monumentos mudéjares.
Desde la Confederación Hidrográfica del Duero indican que con estas labores se pretenden evitar, además, los posibles desbordamientos en los periodos de fuertes lluvias que, en ocasiones, han llegado a afectar a las parcelas y caminos colindantes.
Desde la asociación La Alhóndiga de Arévalo, en su labor de defensa del patrimonio de Arévalo, agradecemos tanto a la Confederación Hidrográfica del Duero, y al Ayuntamiento de la ciudad, por la presteza con que se ha intervenido para hacer posible que la ribera de este río de la ciudad, que forma parte de nuestro legado natural, recupere su buen estado.